viernes, 21 de febrero de 2014

Mate-Costumbres Argentinas

Todo acerca del mate: Propiedades, componentes, preparación, variantes, rituales y mitos

Como muchos de ustedes sabrán, pero otros quizás no, el mate (que en varias ocasiones he mencionado) es una de nuestras costumbres argentinas. Si bien también tomamos café y té (no somos taaaan raros, jeje) "el mate" es la típica infusión que predomina en mi país.
¿Tomamos unos mates? Es la frase más común cuando llega alguien de visita y la yerba (hierba que se utiliza para preparar la infusión) la número uno en la lista del súper (a pesar del paradójico precio actual, aunque no me quiero ir por las ramas, je).
Lo consumimos en el desayuno, algunos antes de desayunar y otros después, asimismo hay quienes hacen del mate su desayuno habitual. También es muy frecuente ingerirlo como merienda, acompañado con algún tentempié o simplemente solo. Yo, en cambio, como muchos otros argentinos (aunque aclaro que no todos) tomo mate todo el día. Desde que me levanto, hasta que me voy a dormir, incluso cuando me reúno a cenar con amigas, después del té o café, yo me tomo unos mates (y algunas se suman a la ronda).
El mate para mí, es de carácter vital. Antes de viajar a Noruega le pregunté a mi novio si se conseguía yerba allá, y cuando me confirmó que sí volví a respirar, jaja. Es que, a diferencia de mucha gente, podría vivir tranquilamente sin el "dulce de leche", pero no sin el mate. Y allá estaban los noruegos, los que se atrevieron a probar (casi todos), semejante curiosidad, jeje, tratando de inspeccionar cada detalle. Lo olían, me lo devolvían sin terminar de tomarlo hasta el final (como se debe, ja), y hasta hubo algunos que lo revolvían utilizando la bombilla como cuchara (wtf?). Lo genial del asunto es que sumé algunos compañeros de mate en tierras nórdicas. Principalmente Rune, una amiga mexicana (a quien le prometí llevarle un equipo de mate de regalo en mi próximo viaje), mi profesora de noruego, y un amigo de mi novio que, la primera noche que fue a cenar con nosotros, me pidió de probar mate en vez de tomar café, jeje).
Una particularidad especial que (no sé si ya conocerán) quisiera compartir con ustedes, es que el mate es sumamente beneficioso para la salud ya que, gracias a sus excelentes propiedades antioxidantes, previene enfermedades como, por ejemplo, el cáncer. Posee componentes que extienden la expectativa de vida. Es energizante, por lo que promueve la actividad física y mental e incrementa el nivel de concentración. Es un grandioso antidepresivo natural siendo que disminuye la ansiedad y mejora notablemente el estado de ánimo. Reduce el colesterol malo en sangre y potencia los niveles del bueno. Es rejuvenecedor y contribuye a la pérdida de peso.
Si quieren leer el artículo completo de las propiedades del mate, pueden hacer clic en el siguiente título: Los beneficios de la yerbamate: mucho más que una costumbre.
Qué más les puedo decir… Es rico, es saludable y hay mates para todos los gustos. Dulce o amargo, caliente o frío, con agua o con leche. Con yerba clásica o saborizada, adhiriendo hierbas a gusto del consumidor o agregando cascaritas (secas) de naranja. Con bombilla o en taza (mate cocido).

YERBA MATE
Hay muchísimas marcas e incluso vienen, también, saborizadas con otras hierbas, naranja, limón, u otras frutas. Las que yo suelo usar son las yerbas clásicas, o sea, sin sabor o sabor original, de las marcas CRUZ DE MALTA (la de la foto) o TARAGÜÍ, generalmente. Y de vez en cuando, le agrego otras hierbas o cascaritas de naranja o limón.

VOCABULARIO DEL MATE
Mate:
 -     Recipiente en el cual se prepara la infusión.
 -     Infusión, propiamente dicha.
Cebar:
Acción de, luego de prepararlo, servir el mate.
Cebador:
Persona que ceba los mates.
Mate lavado:
Es cuando la yerba (después de haber cebado unos cuantos mates) pierde sabor. Lo van a notar porque los palitos de la yerba mate empiezan "como a flotar" en el agua.
Mate tapado:
Es cuando, al succionar la bombilla, no sale el agua.
Matear:
Acción de estar tomando mates.

TIPOS DE MATE (recipiente):
Hay mates de madera, de vidrio, de cerámica, de acero inoxidable, de caña, de cuero o de calabaza. Los
que a mí más me gustan son los de calabaza, madera o caña, especialmente el de calabaza que le da un gustito especialmente rico, a mi paladar.

NOTA: Si compran un mate nuevo, a menos que sea de cerámica o de acero inoxidable, antes del primer uso, lo tienen que "curar". Si quieren que les explique el "proceso de curado del mate" me avisan, o pueden buscar en Internet "cómo curar un mate", y seguramente van a encontrar muchísima información. No todos los mates se curan de la misma manera, depende del material.

TIPOS DE BOMBILLA:
Todas cumplen la misma función, el material o el diseño es a elección del consumidor. La que yo uso a diario es una, completamente, de acero inoxidable.

CÓMO PREPARAR UN MATE (como lo preparo yo)
Colocar yerba hasta las tres cuartas partes del mate (recipiente). Si lo prefieren dulce (lo aconsejo si nunca antes lo probaron, ya que podría resultarles demasiado amargo), colocan yerba más 2 ó 3 cucharaditas de azúcar (también hasta las tres cuartas partes del mate).
Agitar dos o tres veces (suavemente que no es una coctelera), tapando con la mano la boca del mate para sacarle el polvo extra a la yerba.
Mover el mate un poquito para que les quede la yerba con una inclinación, más o menos como se ve en la primera foto. Tapar el agujerito de la bombilla con el pulgar y colocarla en la parte más baja de la inclinación de la yerba.
Verter agua o leche (según decidan) caliente (NO HERVIDA sino a 85º aprox.), si es posible, en el lugar donde clavaron la bombilla. ¡Y listo! Si prefieren el tereré (mate frío, ideal para el verano), hacen lo mismo pero con agua o jugo bien fríos (si además le ponen hielo es mucho más rico). Yo el tereré lo prefiero con jugo (tipo TANG o Clight).

NOTA: Cuando se les lave el mate (después de tomar varios) tiran un poquito de yerba (de la ya usada que tienen en el recipiente) y le agregan un poquito más (de la nueva, sin usar). Asimismo, si se le va yendo el dulzor o lo quieren más dulce, le agregan azúcar. Cuando terminan de tomar, tiran toda la yerba y lavan el mate (recipiente).

SI QUIEREN AGREGARLE OTRAS HIERBAS
O bien compran la hierba que más les guste (cedrón, menta, poleo, burro o burrito, por ejemplo) y le van agregando (mientras ceban) al mate, de a cucharaditas pequeñas (dependiendo de cuánto sabor a hierbas quieran sentir).
Lo que se ve en esta imagen, son hojas de cedrón (que corté del árbol del jardín de mi mamá y dejé secar) y se las voy agregando al mate desarmándolas con los dedos. Otra opción es agregarle un poquito de café.

SI PREFIEREN AGREGARLE CASCARITAS DE NARANJA O LIMÓN
Retirar la cáscara, cortarla en pedacitos y dejar secar. Las van agregando (mientras ceban) al mate, de a cucharaditas pequeñas (dependiendo de cuánto sabor quieran sentir), de la misma forma que expliqué con las hierbas.

CÓMO PREPARAR UN MATE COCIDO (para una taza)
Colocar en un recipiente 4 cucharaditas colmadas de yerba, agua a temperatura ambiente (la cantidad de una taza) y lo ponen a hervir (esta vez SÍ TIENE QUE HERVIR). Cuando ya hirvió, lo dejan reposar un par de minutos, lo cuelan y lo sirven en una taza. Lo pueden tomar con o sin azúcar, y además, pueden agregarle leche si lo prefieren. Otra forma, es hervir la yerba en leche (en vez de en agua) y eso sería un MATE DE LECHE. Si lo quieren frío, una vez que lo colaron, lo ponen en la heladera y se lo toman tipo té helado.


NOTA: El mate cocido, también viene en forma de "saquitos" (al menos acá en Argentina) como los del té. El mate cocido frío es con agua, con leche nunca hice la prueba, no sé si existe, jeje.

RITUAL DEL MATE
Si se toma en grupo, el primero se lo toma el cebador. Y luego le va dando uno a cada uno, siguiendo el orden de "la ronda". El cebador entrega el mate a cada persona con la bombilla ubicada para tomar el mate hacia el lado del que va a tomarlo. Cuando alguien no quiere tomar más, luego de terminar el mate, se lo entrega al cebador diciendo "Gracias" (y ya se sabe que esa persona no quiere más mates). Hay un mito que dice que el que se toma el último mate (cuando se termina el agua del termo o pava) ¡se casa! Pero no cuenta si están tomando solos (claro está, jeje).

ACLARACIÓN PARA NOVATOS: El mate se comparte, es decir, se usa UN solo mate (recipiente) y UNA sola bombilla. Es cuestión de costumbres, pero si les da "asquito" pueden tomar solos o con gente de confianza.

Ahora les pregunto ¿Tomamos unos mates?


¡NOS VEMOS!

4 comentarios:

  1. Tomemos. Yo llevo tiempo queriendo probar. En una panadería del barrio de mis padres los dependientes lo usan, claro que no voy a pedirles para probar jajaja además de que no suelo entrar ahí.
    No sabía que era para compartir como las sidras jajaj
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que el mate vaya recorriendo el mundo, jeje...
    En Noruega fue toda una novedad. Así me hice amiga de una mexicana. Cuando mencioné el mate me dijo: ¿Cuándo nos juntamos? Hace mucho que quiero probar. Así que estás invitada cuando quieras :)
    Ya me pongo al día con tu blog que vengo un poco atrasada...
    Saludos a vos también y gracias por pasar, ¡Bienvenida!

    ResponderEliminar
  3. El mate también circuló por Indiana y fue bien recibido.
    Rondas y más rondas con amigas... Qué sería de nosotras sin el mate.

    ResponderEliminar
  4. ¡Cierto! Y hasta salió en un periódico en esa oportunidad ¿no? Qué grande el mate, jaja.
    No sé qué sería de nosotras... Ni siquiera puedo imaginarlo :P.
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU VISITA ♥
¡VOLVÉ PRONTO!